<< Ir a la Comisión Intersectorial de Guías Alimentarias (CIGA)

Lema de la Semana Nacional de la Nutrición:


¡Si los niños y niñas comen frutas y vegetales y juegan más… prevenimos la obesidad!


  • Según las Guías Alimentarias para Costa Rica del Ministerio de Salud, las frutas y vegetales son el segundo grupo de alimentos que se debe de Ingerir diariamente en mayor proporción y se recomienda consumir al menos 5 porciones entre frutas y vegetales al día por persona.

El lema seleccionado para la Semana Nacional de la Nutrición 2013 es: “¡Si los niños y niñas comen frutas y vegetales y juegan más… prevenimos la obesidad!”.El Ministerio de Salud se une a la celebración de la Semana de la Nutrición, del 13 al 18 de mayo, haciendo un llamado para que los niños (as) consuman más frutas y vegetales, especialmente para prevenir la obesidad.

La Semana Nacional de la Nutrición fue creada por decreto ejecutivo No. 2049-SPPS en 1972 y es celebrada durante el mes de mayo, coincidiendo con el Día del Agricultor, que es el 15 de mayo.

Esta actividad es coordinada por el Ministerio de Salud con la participación activa del Ministerio de Educación Pública (MEP), la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS), así como las universidades y otras instituciones del sector salud, educación, agricultura y las comunidades.

“Esta celebración se creó con el propósito de fortalecer acciones dirigidas a promocionar una alimentación saludable y cada año se elige un lema que relaciona la nutrición con un tema de interés actual. La Semana Nacional de la Nutrición se celebra esta año del 13 al 18 de mayo y el lema seleccionado es: ¡Si los niños y niñas comen frutas y vegetales y juegan más… prevenimos la obesidad!”, afirma Cecilia Gamboa, de la Dirección Planificación Estratégica y Evaluación de Acciones en Salud.

Según las Guías Alimentarias para Costa Rica del Ministerio de Salud, las frutas y vegetales son el segundo grupo de alimentos que se debe de consumir diariamente en mayor proporción y se recomienda consumir al menos 5 porciones entre frutas y vegetales al día por persona, que es la meta poblacional establecida por la Organización Mundial de la Salud (OMS).

“El consumo diario de frutas y vegetales, en cantidad suficiente y una alimentación bien equilibrada, ayuda a prevenir y reducir el riesgo de enfermedades, como las del corazón, los accidentes cardiovasculares, la diabetes, estreñimiento, hipertensión, exceso de colesterol, obesidad e incluso ciertos tipos de cáncer, así como deficiencias de micronutrientes y vitaminas”.

La familia es clave

Comer en familia ayuda a los niños (as) a alcanzar sus 5 porciones de frutas y vegetales al día.

“Adicionalmente, hay otros beneficios distintos al nutricional, ya que comer en familia representa mayor tiempo para conversar, estimula e incentiva la planificación de las comidas junto a los padres y representa una oportunidad ideal para modelar conductas saludables alrededor de la mesa, los alimentos y hasta los valores familiares”, recalca Gamboa.

Ya que los hábitos alimentarios se forman y definen en la niñez, la promoción de comer en familia debe formar parte de las campañas de salud pública que concientizan acerca de la salud y los valores familiares mediante intervenciones sencillas.

“El mensaje clave y final es: Comer frutas y vegetales en familia puede ayudar a alcanzar las recomendaciones de la comunidad científica mundial: 5 aldía, y representa una oportunidad para mejorar las conductas familiares alrededor de la comida y los alimentos”, ratifica Cecilia Gamboa de la Dirección Planificación Estratégica y Evaluación de Acciones en Salud.


CINCO HÁBITOS PARA COMBATIR LA OBESIDAD INFANTIL
Introducir más frutas y vegetales Incorporar frutas a la dieta de los niños reemplazando los dulces y las grasas. Para aumentar el consumo de vegetales se sugiere que los padres preparen y condimenten los vegetales que más les gustan a sus niños (as).
Pasar menos tiempo enfrente de una pantalla Cambiar hábitos sedentarios como ver demasiada televisión, jugar videojuegos o pasar horas frente a la computadora. Lo ideal es limitar a una hora al día el tiempo que los niños pasan frente a una pantalla.
Aumentar la actividad física Se recomienda que los niños (as) hagan por lo menos una hora diaria de actividad física. Se trata de que los niños jueguen en los espacios abiertos, que pasen menos tiempo encerrados en casa, que salgan a jugar y que tengan un estilo de vida que no sea sedentario.
Eliminar el consumo de bebidas azucaradas Las bebidas gaseosas tienen muchas calorías y no contribuyen a una dieta saludable, por lo que se deben de evitar al máximo. Lo ideal es que los padres fomenten el consumo de agua en el hogar para así inculcar a los niños hábitos saludables.
Dar el ejemplo a los hijos Los padres deben predicar con el ejemplo. Los buenos hábitos de salud son posibles si los padres les dan suficiente importancia en el hogar. Toda la familia tiene que tener hábitos saludables, hacer actividad física juntos.

 

85 años protegiendo su salud”

Construimos un país seguro

Imprimir Correo electrónico