Con recursos de impuesto a cigarrillos

Salud adquiere nueva flota vehicular para reforzar operativos de control del Tabaco

El Ministerio de Salud hizo entrega de los nuevos vehículos a las direcciones de las 82 Área Rectoras del Ministerio de Salud en el paísEl Misterio de Salud inició la distribución de 103 vehículos en las Áreas Rectora de Salud para reforzar las medias de regulación y control a los productos derivados del tabaco en los establecimientos del país.

La moderna flota se compone de 95 unidades de doble tracción, cinco automóviles y tres busetas, la compra se realizó con el presupuesto por impuestos a los cigarrillos y sus derivados que el Ministerio de Hacienda transfiere al Ministerio de Salud.

Según lo establece el Artículo 14 de la Ley de Control de Tabaco y los Efectos Nocivos en la Salud (9028), el Estado adoptará y aplicará, en todas las áreas económicas especiales o en zonas francas del país, medidas para vigilar, documentar y controlar especialmente el almacenamiento y la distribución de productos del tabaco que se encuentren en régimen de suspensión de impuestos o derechos.

Además el artículo 32 señala que el Ministerio de Salud regulará, controlará y fiscalizará el cumplimiento cabal de esta ley y sus reglamentos.

“La Ley 9028 tiene la ventaja de que nos permite obtener recursos económicos que nos puede dar tanto recurso material como humano para poder hacer la debida fiscalización. Ahora tenemos vehículos que van a las 82 Áreas Rectoras del Ministerio de Salud distribuidas a lo largo y ancho de nuestro país y las cuales se verán beneficiadas con una mejor calidad de vehículos para poder hacer la atención”, afirma la Dra. Sisy Castillo Ramírez, viceministra de Salud, quien además agrega que se adquirieron automotores con distintas características con el fin de puedan ser utilizadas en las zonas más alejadas del país.

“Estos vehículos son apropiados para zonas rurales donde la gente tiene que desplazarse a darle seguimiento a las denuncias o a atender las denuncias nuevas que se presentan, es una forma de tener una presencia en la comunidad visible. Es una oportunidad para que la gente sepa que los recursos se están usando en lo que corresponde, que es la fiscalización, la vigilancia y la atención de la Ley 9028”, finaliza Castillo.


***** RECUADRO 1 *****

Vehículos adquiridos con recursos Ley 9028

Unidad o región Doble tracción Automóvil Buseta Total
Región Central Sur 19 1 20
Región Huetár Norte 7 7
Región Chorotega 13 13
Región Huetár Caribe 8 8
Región Brunca 7 7
Región Central Norte 13 13
Región Pacífico Central 11 11
Región Central Occidente 6 6
Región Central Este 8 8
Oficinas Centrales 3 4 3 10
Totales 95 5 3 103

 

***** RECUADRO 2 *****

LO QUE DICE LA LEY 9028
Artículo 29.- Destino del tributo
Los recursos que se recauden por esta ley se deberán manejar en una cuenta específica, en uno de los bancos estatales de la República, de conformidad con la Ley de Administración Financiera, con el fin de facilitar su manejo y para que la Tesorería Nacional pueda girarlos, directa y oportunamente, sea mensualmente, y se distribuirán de la siguiente manera:
a) Un sesenta por ciento (60%) de los recursos se destinarán a la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS), para que sean utilizados en:

i.- El diagnóstico, el tratamiento y la prevención de enfermedades asociadas al tabaquismo.

ii.- El fortalecimiento de la Red Oncológica Nacional, para que sea utilizado en la prevención, el diagnóstico, el tratamiento, la rehabilitación y los cuidados paliativos del cáncer.

b) Un veinte por ciento (20%) se destinará al Ministerio de Salud, para que cumpla las funciones encomendadas en la presente ley.
c) Un diez por ciento (10%) se destinará al Instituto sobre Alcoholismo y Farmacodependencia (IAFA), para el cumplimiento de los fines establecidos en la presente ley.
d) Un diez por ciento (10%) se destinará al Instituto Costarricense del Deporte y la Recreación (Icoder) para el cumplimiento de sus funciones vinculadas con el deporte y la recreación.
La Contraloría General de la República fiscalizará el uso de estos fondos, según lo dispuesto en esta ley.

Construimos un país seguro

Imprimir Correo electrónico