Adecuado manejo de cadáveres de animales en zonas de desastre

Miércoles 30 de noviembre del 2016. El Ministerio de Salud y el Servicio Nacional de Salud Animal (SENASA) recuerdan a la población que el manejo de los cadáveres de animales en zonas de desastres comienza con la prevención y el buen manejo de animales vivos.

Como preparación de la emergencia, ante la inminente llegada del Huracán Otto, el Gobierno de Costa Rica implementó los protocolos de evacuación de mascotas y animales de producción en la zonas de alerta roja. Eso permitió que gran cantidad de animales no perecieran durante el siniestro, reduciendo significativamente la cantidad de cadáveres producto de la emergencia, distribuidos en las comunidades afectadas o dentro de las poblaciones de seres humanos.

“Los animales muertos en un desastre  NO constituyen un riesgo  para la salud pública si éstos son tratados adecuadamente”, indicó Alexis Sandi, Subdirector del SENASA.

Ante la muerte de reses ocasionada en Upala por la emergencia, es importante recordar que éstas no fueron  causadas por enfermedades zoonóticas ni endémicas.

“Los cadáveres de animales en sí mismos no van a contagiar a las personas, salvo que éstos hayan fallecido por una enfermedad de riesgo para el ser humano. El problema es que si no se disponen adecuadamente estos cadáveres de animales, empiezan a proliferar vectores como moscas que sí transmitirían gran cantidad de enfermedades a los seres humanos”, apuntó el Ministro de Salud, Dr. Fernando Llorca Castro.

Sin embargo, deben tomarse en cuenta las siguientes recomendaciones para prevenir riesgos a la salud pública:

  • Si se trata de cadáveres de animales, como vacas, cerdos, caballos, cabras, entre otros, éstos deben alejarse de los ríos o las zonas inundadas.
  • Luego, enterrarlos en lugares altos,  en fosas  según el tamaño del animal, además de realizar una incisión al animal a lo largo del abdomen para evitar la emanación de gases y lixiviados que contaminen el aire, la tierra y las aguas superficiales y subterráneas. Posteriormente colocar una capa de cal sobre los cuerpos  y una capa de tierra de al menos 50 centímetros de espesor. Hágalo lejos de áreas habitadas.
  • También existe la posibilidad de cremación de los animales para evitar este tipo de contagios por otros vectores.
  • Las personas encargadas de manipular los cadáveres deben mantener medidas de bioseguridad, como utilizar botas de hule, guantes, mascarillas y desinfectantes para la limpieza de las herramientas utilizadas, para su protección y seguridad.

Ministerio de Salud. Oficina de Prensa. Tel: 2233-0683 Ext. 201. E-mail: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

 

Imprimir Correo electrónico