9969 casos confirmados por COVID-19

Viernes 17 de julio, 2020. Al 17 de julio el país registra 423 casos nuevos de COVID-19, para un total de 9969 casos confirmados, con un rango de edad de cero a 99 años. Se trata de 4326 mujeres y 5643 hombres, de los cuales 7049 son costarricenses y 2920 son extranjeros.

9546 casos confirmados por COVID-19

Se contabilizan casos positivos en 81 cantones. Por edad tenemos: 8111 adultos, 512 adultos mayores y 1240 menores de edad, 100 se encuentran en investigación.

Se registran 2818 personas recuperadas en 79 cantones. Los casos recuperados tienen un rango de edad de cero a los 94 años, de las cuales 1235 son mujeres y 1583 son hombres, por edad tenemos: 2204 adultos, 123 adultos mayores, 427 menores de edad y 64 se encuentran en investigación.

211 personas se encuentran hospitalizadas, 38 de ellas en cuidados intensivos con un rango de edad de los seis a los 83 años.

Se registran 47 lamentables fallecimientos, 19 mujeres y 28 hombres con un rango de edad de 23 a 94 años.

De los cinco nuevos decesos, el primero de ellos se trata de un hombre de 59 años, extranjero, vecino de Heredia. El fallecido se encontraba internado en el Hospital Calderón Guardia y fue diagnosticado el 1 de julio. Padecía de bronquitis crónica, obesidad y tenía antecedentes de tabaquismo

El segundo se trata de un hombre de 73 años, costarricense y vecino de San José. El fallecido se encontraba internado en el Hospital Calderón Guardia y fue diagnosticado el 13 de julio. El único factor de riesgo asociado era la edad.

El tercer fallecimiento se registra en el CEACO, se trata de un hombre de 83 años, costarricense, vecino de San José, siendo diagnosticado el 6 de julio. Padecía de hipertensión arterial y diabetes.

El cuarto deceso se trata de una mujer de 84 años, vecina de Heredia, diagnosticada post mortem. Se encuentra en investigación sus antecedentes de riesgo.

El quinto se trata de una mujer de 23 años, costarricense, vecina de Puntarenas. La fallecida, quien fue diagnosticada el 14 de julio, se encontraba internada en el Hospital de Ciudad Neilly. Padecía de hipertensión arterial y una enfermedad renal crónica.

 

 

 

Imprimir Correo electrónico